Conocida también como borreliosis de Lyme, la enfermedad de lyme es trasmitida a través de la picadura de una garrapata, por la cual se transfiere la bacteria Borrelia. Esta enfermedad presenta un cuadro clínico de síntomas, mismo que varían según cada paciente.

Por ende, te enseñaremos a continuación cual es el cuadro clínico de esta enfermedad y a que síntomas prestarle más atención.

Cuadro clínico de la enfermedad de Lyme

Primer Estadio: temprana localizada

Es en este estadio donde se presenta la característica más común de la enfermedad, esta es la eritema migrans. La cual consiste es una erupción con forma de objetivo, y se presenta de una a dos semanas después de haber sido picado.

Esta erupción no pica ni arde al tacto, además desaparece a las 4 semanas de haber aparecido en la piel. Sin embargo, no todos los pacientes presentan este tipo de síntoma.

Segundo Estadio: temprana diseminada

Manifestada entre semanas o meses después de haber sido infectado por la picadura de la garrapata, en este estado se ve la aparición de síntomas relacionados con una infección viral, como dolor muscular, cansancio, fiebre, entre otros.

Así mismo, es posible observar problemas en distintos sistemas del cuerpo, empezando a presentarse las complicaciones causadas por el lyme como la meningitis, adormecimiento o parálisis de Bell.

Tercer Estadio: Tardía

Al no ser tratada en los estados anteriores el tercer estadio se produces meses o años después de la infección, es caracterizada por presentar síntomas de artritis, trastornos cardiacos, pérdida de memoria y dificultades de concentración.

Siendo esta la etapa más peligrosa debido a sus síntomas y malestares, los pacientes pueden no estar al tanto de poseer esta enfermedad hasta que llegar a esta etapa, eso se debe a los negativos en pruebas o la falta de estos.

Tratamiento de los síntomas de lyme

El tratamiento de estos síntomas es mayormente acompañado de antibióticos, mismo que son aplicados ya sea de forma oral, intravenosa o intramuscular, de esa forma pueden ser calmado los malestares de la enfermedad de lyme y la misma controlada.

Sin embargo, la aplicación del tratamiento al pie de la letra para así poder eliminar la infección por completo, teniendo en cuenta que según la etapa esta mejoría se va a producir de manera más rápida o lenta.

Ahora bien, los doctores desconocen porque muchos síntomas de la enfermedad de lyme persisten aun después del tratamiento, por ello son necesarias las pruebas para detectar posible enfermedades autoinmunes que puedan tener efectos más adelante.

La enfermedad de lyme parte de una picadura de garrapata infectada, misma infección que trae una serie de síntomas y molestias para el infectado, mismos que van a ser diferentes según cada paciente y su sistema inmune.

Por ello es importante conocer todos los detalles de la enfermedad de lyme, sus síntomas y como se presentan en cada caso, de esa manera la prevención contra esta disminuirá el riesgo de adquirir una enfermedad que causen malestar en el paciente.