La reducción por alquiler de la residencia ha pasado a mejor vida en la renta del año vigente. Solamente los contribuyentes que firmaron contratos de alquiler ya antes del 1 de enero de dos mil diecinueve pueden deducírsela en la Renta 2019. Ahora bien, deben cumplir estas condiciones:

 

– Que hayan firmado un contrato de alquiler previamente a 1 de enero de dos mil diecinueve por el que hubiesen satisfecho, previamente a esa data, importes por el alquiler de su residencia .

 

Se proporcionará la reducción si en dos mil diecinueve se prorrogó un contrato firmado antes de ese año por el que se disfrutó del derecho en dos mil dieciocho y/o años previos a la reducción por arrendamiento de residencia .

 

– Que hayan disfrutado de derecho a la reducción por arrendamiento de la residencia con relación a las cifras abonadas por el alquiler de esa residencia en un momento impositivo devengado de antemano a 1 de enero de dos mil diecinueve.

 

Se disfrutará de la reducción si el contrato se firmó previamente a dos mil diecinueve si bien en dos mil catorce y/o ejercicios precedentes no se haya disfrutado de la reducción por alquiler de residencia a pesar de haberse cubierto los requisitos para su disfrute.

 

¿Cuál sería la reducción y de qué forma se ejecuta?

 

Los impositores que cubran los requerimientos mentados previamente van a poder desgravar el diez con cinco por ciento de las cantidades abonadas en el año impositivo por el alquiler de su residencia , toda vez que su base imponible sea menor a veinticuatro con ciento siete € al año.

 

La base imponible del impositor está compuesta por la suma de las cifras indicadas en las casillas trescientos ochenta y trescientos noventa y cinco de la página doce de la declaración de renta.

 

Así, la base total de esta reducción es de:

 

  1. a) nueve mil cuarenta euros al año, cuando la base imponible sea igual o bien menor a diecisiete y setecientos € al añ

 

  1. b) nueve mil cuarenta – [1,4125 x (BI – diecisiete y setecientos)], cuando la base imponible se encuentre entre diecisiete y setecientos y veinticuatro y cien € al añ

 

Siendo BI la base imponible del impositor. O sea, la suma de las cifras indicadas en las casillas trescientos ochenta y trescientos noventa y cinco de la página doce de la declaración de la renta 2019.