Los estados financieros son la unidad de medida para las empresas, por ello es de obligatorio cumplimiento que todo empresario debe llevar un registro detallado de sus movimientos y transacciones financieras, comerciales y de operatividad.

Durante el periodo contable, los análisis de los estados financieros al cierre de ejercicio son prioritario para determinar la situación económica de la sociedad. Los estados financieros son una radiografía de la empresa, el cual irán indicando si las operaciones y acciones aplicadas son las adecuadas.

En el mundo de los negocios el éxito de una empresa se mide por el volumen de ganancias obtenida como resultado de la venta de sus bienes y/o servicios.

Al no tener un plan de acción adecuado, procesos necesarios para la operatividad, estrategias correctas, conocimiento de administración y finanzas, estudio de mercado entre otros, se pone en riesgo que la inversión de capital del empresario y/o socios esté en riesgo.

La situación global del mercado influye en la operatividad e ingresos de una empresa pero la mala administración y la falta de proactividad, impactan de forma directa en las ganancias que pudiera obtener la sociedad.

Al cierre de ejercicio contable puede ser que la sociedad presente algunas pequeñas pérdidas por factores diversos, pero si no se toman los correctivos a tiempo estas pequeñas pérdidas se puede convertir en grandes pérdidas financieras.

Prender las alarmas

Las pérdidas financieras afectan directamente sobre el patrimonio de la sociedad, si no se tiene un buen respaldo financiero o suficiente aportes para mantener a la sociedad a flote el capital se vuelve agua y sal. Esto debe prender las alarmas de que algo está pasando.

En los análisis del movimiento financiero se debe determinar cuál es la causa de que la empresa haya tenido como resultado números rojos en su contabilidad.

Los factores son diversos, los internos son los más manejables, es decir, al detectar cual es la falla se pueden tomar correctivos para que no se afecte la operatividad normal o en el proceso administrativo de la sociedad.

Cuando el factor es externo, hay que realizar un estudio más detallado para localizar con exactitud qué es lo que afecta a los ingresos de la empresa; pueden ser causado por el movimiento del mercado, la oferta y demanda, problemas económicos que alteran la situación país .

También las exportaciones e importaciones pueden estar siendo afectadas por la economía mundial etc. Lo que importa es determinar cuál es la causa o las causas que están afectando las ganancias de la empresa.